julio 1, 2022

Cadereyta de Montes: atractivos coloniales en el semidesierto queretano

4 minutos de lectura

Conoce el Pueblo Mágico queretano ubicado en la región semidesértica del estado

¡Bienvenidos a Cadereyta de Montes, uno de los destinos más bonitos en la tierra del queso y el vino! Te invitamos a conocer este hermoso Pueblo Mágico que regala al visitante diversos jardines botánicos, un planetario, haciendas y los mejores paisajes semidesérticos de Querétaro. El municipio de Cadereyta es la entrada principal a la Sierra Gorda, lugar que posee los dos ecosistemas que predominan en la entidad: los frondosos y enormes bosques, y las zonas semidesérticas.

Fue en 2011 cuando fue integrado al listado de Pueblos Mágicos gracias a su rica historia y las tradiciones heredadas por las etnias que habitaron el lugar muchos siglos atrás. Se cree que aquí varios grupos nómadas habitaban las tierras desde hace unos 7 mil años y que se dedicaban a la cacería y la cosecha. Mucho tiempo después esta zona fue dhogar de la cultura chichimeca y de pequeños grupos de pames.

Para conocer Cadereyta de Montes lo primero que puedes hacer es iniciar el recorrido por el corazón del pueblo: su Plaza Principal. Aquí se respira el ambiente bohemio y colonial gracias a la arquitectura y las gigantescas casonas, además de la Parroquia de San Pedro y San Pablo, que cuentan con rasgos de las construcciones churriguerescas con toques del neoclásico. También puedes otorgarle unos minutos para conocer los templos del Refugio y la Soledad, que se encuentran a los alrededores del poblado.

Después de culminar con el tour religioso, debes saber que Cadereyta es el lugar ideal para conocer la flora y fauna de la zona semidesértica queretana. El Pueblo Mágico cuenta con dos jardines botánicos muy bonitos, el primero es el Quinta Fernando Schmoll, vivero con más de 90 años abierto al público que promueve la conservación de decenas de especies, en especial las cactáceas. ¿Sabías que aquí hay suculentas y sábilas de África? ¡Estarás en uno de los más importantes invernaderos de Latinoamérica! Fue fundado por la bióloga Carolina Wagner y su esposo el pintor Fernando Schmoll, que como dato curioso aún sigue siendo atendido por sus familiares. A unos cuantos metros está ubicado el Jardín Botánico Regional donde podrás ver magueyes, biznagas, cardones, yucas y otras plantas.

Al estar en un estado 100 por ciento vitivinícola, ¡en Cadereyta hay algunas opciones para disfrutar de viñedos y la cultura que rodea a esta industria! Las dos opciones más llamativas están a unos nueve kilómetros del pueblo y son las de Freixenet México y Viñedos Azteca. Ambas se encuentran en la carretera rumbo a San Juan del Río y ofrecen recorridos por las cavas, la zona de plantíos, degustaciones, talleres y por supuesto, la compra de alguno de sus productos. ¿Quién le dice que no a un buen vino mexicano? Aquí puedes leer nuestras recomendaciones de viñedos para visitar en Querétaro.

Al ser la puerta de la Sierra Gorda, en Cadereyta hay muchos atractivos naturales por conocer y visitar. La primera es la Presa Zimapán, lugar que atrae a muchos entusiastas de la pesca recreativa y donde está instalado un campamento ecoturístico llamado la Isla. Si quieres conectar más a fondo con el entorno natural, a una hora conduciendo está Maconí, un pequeño pueblo minero que tiene la impresionante Cascada Velo de Novia, una caída de agua de 75 metros de altura, la cual se lleva la medalla de ser la más grande de todo Querétaro. ¡Valdrá la pena el viaje, te lo aseguramos! Adicionalmente a poder visitar cascadas más pequeñas, no te pierdas la experiencia de ver las grutas la Esperanza y los Piñones.

De vuelta en el pueblo debes estar preparado para un verdadero festín culinario. Al estar en una zona semidesértica, sus pobladores incluyen dentro de sus platillos algunas delicias poco conocidas como el garambullo, el guamuchil, la tuna y la pitaya, además de algunos insectos como chapulines, los gusanos de maguey y los chamueses. Aquí tendrás la oportunidad de disfrutar de una de las mejores barbacoas de todo Querétaro, acompañada de su buen curado de fresa, guayaba o nuez. Para degustar algo muy típico dale la oportunidad al “Nopal en su madre”, que consiste en un nopal dentro de una penca relleno de carne o mariscos. Para llevar a casa y apoyar a la economía local adquiere una artesanía creada con ixtle, una fibra de maguey que se transforma en bolsas, objetos para la casa, tapetes y mucho más.

Cadereyta es color, tradición y buena comida. ¿Nos escapamos de fin de semana? También te puede interesar leer la guía para conocer Bernal y Amealco de Bonfil, otros dos de los Pueblos Mágicos que tiene Querétaro para ti.